Follow by Email

lunes, 20 de febrero de 2012

UNA MIRADA AL PASADO



Entre tanta producción editorial y literaria, hagamos un alto en el camino y echemos la vista atrás. En este caso, a Thomas Hardy ( Dorset 1840 – 1928), y a su novela El alcalde de Casterbridge, publicada en 1886 y editada en nuestro país hace ya algunos años por Alba Editorial.


La novela se abre con un pasaje feroz. En una feria de ganado, un hombre borracho vende a su mujer y a su hija en una subasta. Este hecho, al día siguiente, le provoca tal arrepentimiento que promete no volver a beber. Pasan los años y el protagonista, Michael Henchard, prospera en los negocios y consigue ser un personaje respetado e influyente dentro de la comunidad de Casterbridge. A partir de aquí, son muchos los personajes que aparecen en la novela, siempre descritos con la mordaz pluma de Hardy, un escritor que, sin enredar la trama, consigue introducirnos en un ambiente donde las pérdidas y los elementos psicológicos nos van conformando las características de todo un pueblo. Acierta, y de qué manera, en relatar los hechos como una crónica, haciendo de cada personaje una persona real, con sus contradicciones y sus oscuridades y sus profundas relaciones desarrolladas en el ámbito del misterio y los secretos.
Junto con Jude el oscuro, esta novela se encuadra dentro de la tradición trágica de Hardy, y es una muestra del naturalismo británico, del que el autor fue uno de sus principales exponentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario