Follow by Email

martes, 7 de febrero de 2012

LA PALABRA EXACTA



“Esto es lo mejor y más interesante que tengo escrito hasta ahora”. Con estas palabras, dirigidas a su editor, acompañaba José María Eça de Queriós (Póvoa de Varzim 1845 – Paris 1900), el manuscrito de La tragedia de la calle de las flores. No obstante, no fue hasta ochenta años después de su muerte, cuando este texto vio la luz. Algunos más hemos tenido que esperar hasta que la editorial Gadir lo ha publicado en nuestro país. No parecía exagerar al autor portugués con esas palabras, a la vista de su prosa depurada e inteligente, y el empeño del autor en la perfección narrativa. Comparado por muchos con Flaubert, Eça de Queirós fue el introductor en Portugal del realismo, con el que reviste a sus obras de una crudeza asombrosa. Con envidiable habilidad, el autor luso desgrana una novela de pasiones y amores, donde el sexo, aunque presente, es siempre más sugerente que explicito, más espontáneo que forzado. La fuerza de sus personajes ahonda en las cuestiones del carácter humano, sirviéndose de ellos para recrear la sociedad portuguesa del siglo XIX. Con Lisboa como decorado, y Sintra como ocasional refugio, Eça vertebra una novela con tres personajes centrales, que soportan el peso de la narración y, a su vez, sirven de hilo conductor para una legión de secundarios de lujo que pueblan las páginas de encanto, villanía y, sobre todo, de la frivolidad que reinaba en la Lisboa del XIX. Acierta el portugués en su planteamiento, y con su ritmo sostenido y vibrante, atrapa desde la primera página, y nos vemos envueltos en ese halo de sofisticación (que es a veces impostura) de los salones donde se recibe, de la alta sociedad y de los gustos refinados. Personajes afectados, solitarios, chismosos o corruptos, nos desvelan el verdadero papel de Madame de Molineux, que aglutina a su alrededor todas las pasiones y, con ellas, los desencuentros, la sed de venganza y la verdadera condición del hombre cuando es herido y traicionado. Un texto que apasiona desde el comienzo hasta su sorprendente e inesperado final.

1 comentario:

  1. Ignacio, veo que haces muy buenas críticas. Ya sabes que yo escribo y que tengo varios libros editados. Me encantaría que me hiciéses el comentario de alguno. ¿Qué debo hacer? ¿Enviártelos? Y en ese caso ¿dónde? Un abrazo.

    Inma Arrabal

    ResponderEliminar