Follow by Email

martes, 14 de febrero de 2012

UN EJERCICIO DE OBSERVANCIA





Conocida como autora de libros infantiles, Frances Hodgson Burnett (Manchester 1849 – Nueva York 1924), se hizo famosa por títulos como El pequeño Lord, La princesita, o El jardín secreto. Su obra narrativa y novelística es prácticamente inédita en castellano. Ahora, de la mano de Alba Editorial, en su recién estrenada colección Rara Avis, nos llega La formación de una marquesa, singular novela que muestra y demuestra el alto vuelo literario de su autora. En este texto se nos describe el transito de una joven que trabaja haciendo recados para las señoras de la alta sociedad, a su inesperada boda con el marqués de Walderhurst, lo que la convierte en una de las más destacadas damas de la sociedad inglesa. Sorprendente y genial es el pasaje en que el marqués le pide matrimonio a la joven Emily: No tengo disposición al matrimonio, pero tengo que casarme, y usted me gusta más que cualquier mujer que haya conocido.


Lo que pudiera parecernos un cuento de hadas, o una cenicienta, se nos muestra a través de los ojos inquisitorios de la narradora, alejada de la candidez o el arrobo de la protagonista. Ese es el gran acierto de Frances Hodgson Burnett, contraponer la esencia misma del texto a la mordaz mirada de la narración. Con una asombrosa habilidad observadora y apreciativa, la autora inglesa nos sumerge en su conmovedor sentido de la realidad. La entrega, el agradecimiento ilimitado que Emily siente hacia todo y hacia todos, se ve de pronto cuestionado con la aparición de unos familiares del marqués, que con su falta de escrúpulos, intentarán por todos los medios hacer valer su condición de herederos. Una galería de personajes memorables que Frances Hodgson Burnett describe con una precisión absoluta, haciendo de esta novela un verdadero placer para el lector.

No hay comentarios:

Publicar un comentario