Follow by Email

miércoles, 28 de marzo de 2012

¿PODRÍA USTED, POR FAVOR, DEJARME FRACASAR?



Enrique Vila-Matas (Barcelona, 1948), se encuentra en un universo de la literatura donde pocos han llegado todavía. Con su nueva novela, Aire de Dylan, publicada por Seix Barral, continúa con su ascensión a la cima de la narrativa. Leyendo a Vila-Matas, se tiene la sensación de que se explora un espacio (un abismo) donde la palabra es un motivo de engrandecimiento, donde se ficciona sobre el fracaso y donde, sobre todo, volvemos al triunfo de la literatura. Siempre digo sobre Vila-Matas que aniquila las barreras entre realidad y ficción. Pero ahora añado, para ir más allá, para llegar a ese sendero que él transita magistralmente, que se ha convertido, él mismo, en esa barrera, que es la representación del paso de la novela a ese otro lugar donde Vila-Matas habita y que el resto únicamente empieza a vislumbrar.




Un aire de Dylan, un aire de fracaso. Porque todos fracasan. Fracasa el que lo pretende y fracasa el que no lo había deseado. Y fracasa el propio autor en su decisión de no volver a escribir. Vilvius, el protagonista de la narración, aspira a la individualidad, pasando incluso por encima de su parecido con el Bob Dylan juvenil y, evidentemente, sólo puede aspirar al fracaso, ya que su padre, muerto, le inyecta recuerdos y su propia memoria, convirtiéndolo en otra persona, en un actor que representa a su propio padre. Ante esto, no queda otro recurso, otra manera de aspirar al fracaso, que no hacer nada. Fracasar es tener una idea, sólo una, al día, pero no ponerla en marcha, dejar que envejezca en su vacío, que sea el abismo de su duelo quien la haga fracasar.
Estamos ante una novela compleja, y no por su escritura, fluida y lúcida, como es habitual en el autor, sino por las múltiples interpretaciones que podemos hacer de lo leído. Aunque de una forma distinta a sus otras publicaciones, también encontramos referencias a otros autores, a otras obras, a otras formas de escribir. Probablemente, para quien decida leer a Enrique Vila-Matas, nada será igual en la literatura después de vivir sus páginas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario